Incontinencia urinaria

La Incontinencia Urinaria es la pérdida involuntaria de orina.

Es un problema muy frecuente con un gran impacto en la calidad de vida de las mujeres que la padecen.

La incontinencia urinaria tiene solución, y es importante NO creer que la pérdida de orina es un proceso normal debido a la edad o a los partos.

A menudo la incontinencia se debe a una desestructuración del suelo pélvico, y existen diversos factores que pueden ocasionar esta desestructuración.

El suelo pélvico es el conjunto de estructuras músculofasciales que cierran el conducto formado por los huesos pélvicos, manteniendo en correcta posición las vísceras pélvicas: la vejiga de la orina, el útero y el recto. El suelo pélvico es el responsable de sostener la parte más baja del abdomen y permite diversas funciones como la micción, la defecación, el coito y el parto.

Existen distintos tipos de incontinencia urinaria, según la forma como se manifiestan las pérdidas de orina, y estas pérdidas pueden ser también de diferente intensidad, desde pequeños escapes de orina ocasionales hasta escapes abundantes e incontrolados de manera diaria.

Cuando se presenta únicamente al hacer deporte la incontinencia urinaria también tiene solución.

La incontinencia urinaria se puede prevenir, diagnosticar y tratar.

El  correcto diagnóstico de la incontinencia va a ser muy importante, ya que la solución al problema será distinta según sea la causa que la provoque, por eso es necesaria la valoración por un equipo especializado en las disfunciones del suelo pélvico.

En el Institut Riera Bartra  encontrará los mejores especialistas y las mejores tecnologías para el diagnóstico de esta patología tan frecuente.

Para el diagnóstico de la incontinencia urinaria la ecografía 3-4D del suelo pélvico es de gran utilidad ya que nos permite realizar un estudio anatómico y funcional de los músculos del suelo pélvico. En algunos casos seleccionados será también necesaria la realización de una urodinamia, prueba que estudia el funcionamiento de la vejiga, una cistoscopia (endoscopia para visualizar el interior de la vejiga) u otras pruebas específicas.

A menudo el tratamiento de la debilidad de la musculatura del suelo pélvico va a consistir en realizar fisioterapia acompañada de otros tratamientos conservadores.

La fisioterapia del suelo pélvico será útil también para prevenir y tratar la incontinencia urinaria.

En cuanto a otras medidas de prevención, la adaptación de algunos hábitos alimentarios o estilos de vida puede ser muy importante para evitar la incontinencia.

Pese a ésto, en algunos casos será necesario el tratamiento médico de la incontinencia y en otros la cirugía correctora de la disfunción del suelo pélvico.

En el Institut Riera Bartra encontrará atención especializada para el abordaje, diagnóstico y tratamiento de este problema de salud.

FAQS. PREGUNTAS FRECUENTES

Las pérdidas de orina son un problema que puede aparecer a cualquier edad, aunque su frecuencia aumenta con la edad. La incontinencia no es normal, es siempre un problema de salud y de calidad de vida y tiene tratamiento.

La debilidad de la musculatura de suelo pélvico puede provocar incontinencia de orina, y esta debilidad puede ser debida a múltiples causas: el embarazo, el parto, cambios hormonales, la menopausia, cirugías de la pelvis, la obesidad, algunos  ejercicios físicos intensos. También pueden provocar incontinencia de orina algunas enfermedades de la vejiga, el deterioro cognitivo, enfermedades neurológicas o algunos fármacos…

Si, por eso es muy importante hacer un buen diagnóstico, ya que ésto implicará el tratamiento correcto de la incontinencia.

Los principales tipos de incontinencia que encontramos en la mujer son:

Incontinencia urinaria de esfuerzo: Las pérdidas de orina aparecen al realizar alguna actividad que aumente la presión abdominal (ejercicio físico, un golpe de tos, estornudar, reír, saltar, bailar, levantar peso, etc…)

Incontinencia urinaria de urgencia: Son pérdidas de orina repentinas, precedidas de un deseo intenso y urgente de ir a orinar.

Incontinencia urinaria mixta: Existe asociación de síntomas de las 2 anteriores.

Los síntomas que explica la paciente son muy significativos para realizar un diagnóstico clínico, pero también es muy importante la evaluación de la musculatura del suelo pélvico y de la vejiga urinaria mediante exploración física y ecografía. En algunas ocasiones también serán necesarias otras pruebas como la urodinamia, la cistoscopia…

Para un correcto diagnóstico es importante dirigirse a un especialista uroginecólogo, que podrá ofrecer también el tratamiento más adecuado.

En el Institut Riera Bartra encontrará la atención especializada para este problema de salud.

Sí, existen muchas medidas para reducir el riesgo de sufrir incontinencia, aunque no en todos los casos podremos evitarla.

Realizar ejercicios para potenciar la musculatura del suelo pélvico (ejercicios o rutinas de Kegel) durante el embarazo, el post-parto y en el periodo de la menopausia puede prevenir la aparición de incontinencia.

Reducir el consumo de cafeína, bebidas con gas o bebidas muy diuréticas (alcohol, algunas infusiones…) mejora o incluso evita la incontinencia.

Evitar el sobrepeso.

Hacer reeducación vesical en casos de aumento de la frecuencia miccional y/o urgencia miccional.

Mejorar el trofismo vaginal en la menopausia con estrógenos o tratamiento con láser.

La primera línea de tratamiento son las medidas higiénico-dietéticas, la modificación de la conducta y la rehabilitación muscular del suelo pélvico.

El tratamiento farmacológico puede estar indicado sobretodo en la incontinencia de urgencia, así como el tratamiento mediante inyección de toxina botulínica intravesical, en casos de incontinencia urinaria grave de urgencia.

La incontinencia urinaria de esfuerzo leve se puede tratar con láser vaginal de CO2, y la grave precisará cirugía.

Existen diversos tipos de cirugía para solucionar la incontinencia.

La cirugía más eficaz en la actualidad (resuelve entre el 85-90 % de los casos) consiste en la colocación de una malla sintética por debajo de la uretra. Es un procedimiento mínimamente invasivo en el cual se realiza una pequeña incisión en la cara anterior de vagina y se coloca una malla porosa que queda integrada en el organismo. Es una cirugía sencilla que facilita una rápida recuperación de la paciente en su domicilio.

¿Quieres solicitar una visita?

Llámanos al (+34) 93 418 66 33 o rellena el formulario para pedir cita...